Una planta carnívora y un murciélago: la extraña pareja

Es sabido que las plantas tienen flores y que uno de los métodos más difundidos para poder polinizarlas es atraer insectos: estos se benefician de su polen y su movimiento en la flor  hace que transporten el polen de unas flores a otras y así se pueda producir la polinización en distintas plantas muy alejadas entre sí.

También es muy común la relación con determinados animales herbívoros que al comer los frutos de una planta, transportan su semilla a otros lugares con lo que se asegura su diseminación.

Menos conocida es la relación de una determinada especie de hormiga con la acacia. Mientras el árbol le proporciona alimento y regugio, la hormiga protege al árbol de herbívoros y parásitos

Lo que muy poca gente conoce es la extraña colaboración que se establece entre una determinada planta carnívora del género Nepenthes con un  murciélago insectívoro ( Kerivoula hardwickii). Las plantas carnívoras cazan insectos porque la tierra donde viven tiene déficit de compuestos nitrogenados esenciales para ellas. Lo curioso es que la planta da al murciélago refugio y protección (de hecho tiene la forma del hueco amoldada a la forma del animal) y las heces del murciélago le proporciona a la planta los compuestos nitrogenados que necesita. ¿Cómo es posible que el murciélago detecte la planta y que esta no dañe al murciélago con los líquidos que tiene en su recipiente para digerir insectos? Vamos a investigar sobre esto…

¿Orquídeas “inteligentes”?

Es sabido que las orquídeas son la clase premium de las flores. Su belleza y variedad son conocidas por todos, y, como todas las flores, deben atraer insectos para ser polinizadas pero…

¿sabías que existen algunas especies como la “Ophrys exaltata” que imitan exactamente la forma y el color de la hembra de una determinada abeja con el fin de atraer a los machos y poder ser polinizadas? Y más aún, ¿ sabías que emiten una serie de feromonas que imitan a las que desprende la hembra de este insecto con el fin de atraer a los machos?, Es tal la perfección de su engaño que… ¡ algunos machos intentan copular con ellas!

¿Cómo es posible que la flor haya podido conseguir hacer tal engaño si no tiene órganos de la vista ni olfativos? ¿Podemos atribuir esto a la evolución por la selección natural? Debatamos sobre ello…

La extraordinaria anguila eléctrica

Las anguilas eléctricas que por cierto no están emparentadas con las “anguilas normales”, viven en aguas eutróficas (pobres en oxígeno) de  ríos sudamericanos como el Orinoco y pueden medir más de 2 metros de largo

No tienen branquias por lo que deben respirarsubiendo a la superficie del agua pero lo más característico es la descarga de hasta 500 voltios que puede provocar… vamos a investigar cómo consiguen esto…

Aquí te dejo un enlace para que empieces a investigar:

//www.vix.com/es/btg/curiosidades/6221/como-las-anguilas-electricas-producen-electricidad

Insectos milenarios

Sabemos que existen en el mundo más de 4000 especies de cucarachas “clasificadas” (seguro que quedan muchas especies por descubrir). La vida de la cucaracha no es muy larga: de 1 a 2 años de vida. Hay especies que a partir de una puesta inicial pueden producir en un año ¡hasta 3000 ejemplares!. Y aún hay más: en determinadas condiciones, las hembras pueden reproducirse sin intervención del macho (reproducción asexual) como ocurre también en las termitas.

Los últimos estudios han confirmado que las cucarachas aparecieron hace la friolera de 250 millones de años!!!

Insectos gigantes

Todos recordamos películas en las que aparecían insectos gigantes que aterrorizaban al mundo como “Tarántula” o “El mundo en peligro”, pero lo cierto es que es que la existencia de invertebrados gigantescos es biológicamente imposible. ¿Por qué? Ahí van 3 buenas razones:

1.  Las arañas o insectos como invertebrados que son, no tienen esqueleto interno. Su cuerpo viene soportado por un esqueleto externo (exoesqueleto) que nunca podría soportar el peso excesivo que tendrían estos gigantes. Acabarían aplastados por su propio cuerpo.

2. Los invertebrados no tienen sistema circulatorio con venas y arterias. Los fluidos están libres y no llegarían bien a todas las partes del cuerpo si este fuera demasiado grande.

3. Los invertebrados tampoco tienen pulmones. El oxígeno llega con el aire de forma pasiva hasta sus células (repiración traqueal). Si el cuerpo fuera muy grande el oxígeno no alcanzaría eficientemente las células que estuvieran más alejadas del exoesqueleto.

Free stock photo of light, legs, blue, eyes

Dicho esto, se sabe que en la época de los dinosaurios habían insectos gigantes, como una cucaracha de medio metro de largo, o una libélula carnívora que medía 75 cm de ala a ala… ¿cómo explicarías su existencia?